viernes, 30 de septiembre de 2011

Algunas ideas para pensar II / Gilberta Caron

Algunas ideas para pensar II
¿Cómo se construye un destino? ¿Dios juega o no a los dados?

por Gilberta Anatonia Caron

1.Somos lo que pensamos
Todos nosotros vivimos pensando en cosas que queremos realizar: tenemos un deseo y de ahí se generan intenciones. A las intenciones les siguen las acciones, y en consecuencia obtenemos hechos, circunstancias y resultados. Esto dice algo muy bueno: más allá de la realidad exterior -y lo que nos presenta- tenemos una cualidad optimista y única: fomentar las alternativas propias.
Ahora bien, cuando hablamos de alternativas, pienso en un segundo agente maravilloso: la creatividad. Está presente en todos los niveles de la naturaleza. Y como personas también poseemos la cualidad creativa de reinventarnos a nosotros mismos. Una y otra vez. Llegado este punto, ¿ya tendríamos la receta para un destino favorable? Probablemente no. La vida es bastante más compleja y genial. Y quizás en esa condición “de complejidad” reside lo magnífico de forjar un destino único: mucho depende de lo que hagamos por nuestra vida, pero también mucho incide lo que ella haga por nosotros. Y acá es donde cobra importancia la idea que se desarrolla a continuación... /(Autora Gilberta Anatonia Caron)

2. La música del azar
En algún lado leí que “La probabilidad de ganar la lotería es muy baja. Pero la de ganarla sin haber comprado un billete es todavía menor.” También que: “La vida depende en gran medida de los encuentros fortuitos, los giros del destino o los caminos que súbitamente doblan en una nueva dirección”. Entonces, ¿qué incidencia tiene en nuestro destino un factor como el azar? ¿Qué importancia pueden tener las señales que captamos con nuestro costado más intuitivo? ¿Qué papel puede jugar lo que Jung definió como sincronicidad? Para algunos son simples hechos casuales sin importancia. Para otros, un modo en que la vida –ajena a nuestra voluntad- también juega sus cartas.
Vayamos a un ejemplo bastante común: soñamos con alguien que no vemos hace años y al otro día lo encontramos en el subte o en el colectivo.
El segundo ejemplo es algo más complejo: alguien en sueños te recomienda un libro. Al día siguiente vas a comprar el libro y está agotado. Pero esa misma tarde quedás con un amigo para un café. Sin haberle dicho una palabra tu amigo se presenta a la cita con el libro bajo el brazo. Simplemente porque de la nada se le ocurrió que te podría gustar y quiere prestártelo. ¡Aleluya! La primera opción –como dije- es algo bastante frecuente. La segunda, me pasó exactamente como lo relaté.
Con todas sus variantes, estas situaciones nos sumergen en la sensación de que la existencia se sale de lo ordinario para tomar contacto con lo extraordinario. Nos empujamos a interpretar, pensar significados. “¿Pero por qué sucedió así?” “¡Qué loco!” A veces lo comentamos con alguien, otras veces no. Pero no deja de causarnos asombro.
En las opciones que describí, yo definitivamente tenía que leer esa obra para un desafío laboral posterior. Poco después alguien me contrató para editar sus cuentos y era fanático de ese libro. Si bien yo trabajaría -con la intención de potenciar la originalidad de sus escritos- esa lectura previa me dio pautas sobre lo que podría o no gustarle. Favoreció nuestra conexión. Con la irrupción de esa persona, se completaba un círculo que se inició en un sueño y concluía en un trabajo que significaría –para otro ser humano y para mí- una honda gratificación. ¡La vida se las había arreglado para ayudarnos a los dos!
Cada uno realiza la lectura privada de esas coincidencias o sincronicidades. Pero creo que es divertido prestarles atención, porque rara vez ocurren porque sí.
¿Y vos qué pensás a todo esto? ¿Dios juega o no a los dados? /Autora: Gilberta Anatonia Caron

3. El extraordinario origen de la vida
Si leés un poco las teorías acerca de cómo se originó la vida en nuestro planeta, encontrarás que debieron juntarse una serie de sucesos fortuitos y condiciones bastante excéntricas. Visto desde ese punto de vista, se podría decir que somos producto prácticamente de una absoluta, remota e improbable posibilidad.Si a esto le agregamos el prodigio de la fecundación, la existencia –por donde se la mire- es un acontecimiento digno de celebrar.
Entonces: si seríamos casi producto de un milagro, ¿por qué luego establecida la vida y nosotros dentro, aspiramos a que todo debe moverse en parámetros racionales y probabilidades garantizadas?
¿Por qué debemos pensar así cuando nuestro origen se remonta a una secuencia de sucesos tan asombrosa como excepcional?
Para ilustrarlo un poco: la vida sólo puede existir en determinadas condiciones físico-químicas favorables. Pero antes debió existir determinada nube de gases interestelares (mayormente conformada por hidrógeno y helio) que unos 4.600 millones de años atrás diera lugar al sol y nuestro sistema solar. Por supuesto que previamente debió producirse el famoso Big Bang que diera origen al Universo. Pero yendo más atrás necesitamos que el Universo –probablemente explotara ¡Buuuum! - a partir de un solo punto de contracción y densidad infinitas llamado “singularidad”.
En palabras de Stephen Hawking: “El Universo se creó a partir de una gran explosión surgida de una singularidad o un solo punto de distorsión infinita del espacio y el tiempo.” ¿Eh? ¿Cómo? ¿Suena como algo razonable? Si sólo usáramos el pensamiento racional y el “si no lo veo no lo creo” no podríamos aceptar la existencia de ideas tan surrealistas como ésa. Por eso se me ocurre que la naturaleza de lo mágico y de lo extraordinario está involucrada en la vida desde el primer instante de la Creación.
Hagamos planes y llevemos a cabo acciones bien pensadas para perseguir nuestras metas. Seamos constantes y perseverantes en nuestros deseos. Ejercitemos una voluntad de hierro para lo que queremos conseguir. Pero recordemos divertidamente de dónde vendríamos, y estemos receptivos a esas otras cosas extraordinarias que la realidad –tan compleja y maravillosa como la vida misma- baraja a nuestro alrededor / Autora: Gilberta Anatonia Caron


Por último, en palabras de Albert Einstein: “Hay sólo dos maneras de vivir tu vida: una es como si nada fuera un milagro. La otra es como si todo lo fuese.”(Y lo dijo Einstein, ¿eh?)

Autora de los textos: Gilberta Anatonia Caron


¡Dejen sus comentarios que son muy bienvenidos! (Importante: insistan con el click en la barra de publicar un comentario hasta que aparezca en amarillo esto:
Your comment will be visible after approval. Gracias!!!! ) Gigi:

26 comentarios:

  1. "A veces estamos tan encerrados en nuestra mente que nos perdemos mirando un solo rincón de la habitación, abandonamos la casa y nos olvidamos del mundo exterior. Por suerte siempre se puede abrir la ventana, dejar entrar un poco de luz y salir a que el sol nos pegue en la cara."

    ResponderEliminar
  2. Comparto absolutamente esta forma de ver la vida y nuestro paso por ella. Un paso que siempre queremos transformar en un largo camino. Vivirla con intensidad y en presente, sin abandonar los proyectos a futuro que son los que le dan sentido, es mi fórmula.Sí, tal vez Dios o las estrellas o...vaya a saber quién o qué, juegan a los dados con nosotros, pero les sale mejor si les damos a cambio un poco de humor y alegría. Gracias Gilberta. B.C.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Pato por lo que decís! Y me alegro de que estas ideas te hayan disparado esas palabras:) Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Querida B.C: gracias por tu comentario! Y me encantó eso de que "les sale mejor si les damos a cambio un poco de humor y alegría", yo también pienso que es así!!! Un beso!!

    ResponderEliminar
  5. como desarrollás la idea de interpretar las coincidencias y sincronicidades, la "otra mitad" que incide en nuestra vida, es muy interesante! Voy a aplicarlo. Gracias!! Jojo

    ResponderEliminar
  6. Hola Jojo! Gracias a vos por tu comentario! Me alegro mucho de que te guste lo que escribí. Beso grande!!!

    ResponderEliminar
  7. Muy buen escrito Gracias

    ResponderEliminar
  8. Hola Gigi!
    ¡Qué lindísimas e interesantes reflexiones...! Como siempre que te leo, encuentro una oportunidad más, un recordatorio (¡que llega desde la libertad como un país que creemos remoto pero que nos habita!) para abrazar la propia libertad y confiar en ella, creativamente.
    A ese motor precioso que son el deseo y la creatividad, le contraponés y le sumás el misterio, el azar, dios.
    Yo pienso (con tu permiso Gigi!) que esa circunstancia mágica, providencial, misteriosamente orquestada para llegar a donde vamos, para aprender algo aun atravesando dolores, todo, lo pasado, lo actual, lo futuro, lo “ajeno”, la historia del otro, la mía propia, todo, es la construcción maravillosa de nuestras conciencias inmensas, nuestra máxima inteligencia, el dios que somos. Y en ese sentido yo creo en el "no tiempo". Nuestra presencia en la vida es como la de una gota en el océano y su influencia y proyección es así, parte de una totalidad multidireccional y multidimensional. Todo está relacionado, todo coincidirá “mágicamente” si estamos parados en nuestra vida con ganas de crecer, ver, aprender y transitar nuestro mejor camino, simplemente porque nos hemos ocupado y nos ocupamos de eso sin siquiera darnos cuenta. Hace tiempo que veo y creo en esta imagen: emanamos unos rayos de pensamientos, deseos y energías en todas las direcciones del tiempo y espacio. Por eso creo que es tan fundamental que reeduquemos nuestra cabecita para que piense mejor... No somos concientes del alcance de su influencia. Podemos sanar hacia atrás, podemos crecer hacia adelante.
    Tus maravillosos pensamientos, las palabras con las que mirás el camino, esas palabras/faro con las que echás luz para animarnos a asomar al misterio y a la maravilla que hay a nuestro alcance, me estimulan, me despiertan.
    GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.
    f

    ResponderEliminar
  9. Muy linda reflexión Gigi. Sabés que coincido con mucho de esto...Mi pregunta es qué tiene que ver Dios en todo esto? Einstein (como Stephen Hawkin) no creía en Dios. Aquí van dos citas de él al respecto, y perdón porque están en inglés. Te recomiendo el libro del biologo evolucionista Richard Dawkins: "The God Delusion". Te va a encantar! Besoss!
    Mariela

    "It was, of course, a lie what you read about my religious convictions, a lie which is being systematically repeated. I do not believe in a personal God and I have never denied this but have expressed it clearly. If something is in me which can be called religious then it is the unbounded admiration for the structure of the world so far as our science can reveal it."


    Einstein also said:

    "I am a deeply religious nonbeliever. This is a somewhat new kind of religion. I have never imputed to Nature a purpose or a goal, or anything that could be understood as anthropomorphic. What I see in Nature is a magnificent structure that we can comprehend only very imperfectly and that must fill a thinking person with a feeling of humility. This is a genuinely religious feeling that has nothing to do with mysticism. The idea of a personal God is quite alien to me and seems even naive."

    ResponderEliminar
  10. Hola Marie!!!! Qué bueno que me dejaste un comentario, gracias! Con respecto a tu pregunta: en su concepción de la Física, Einstein establece –a grandes rasgos- que el universo es ordenado y predecible siendo fiel a ideas clásicas de determinismo y causalidad. Tras el planteo de la mecánica cuántica por Niels Bohr (donde en el universo subatómico reina tanto el azar como lo impredecible) Einstein mantiene con él durante años un debate público. En una famosa carta le escribe: “Sr. Bohr, Dios no juega a los dados”. A lo que Bohr responde: “Sr. Einstein, deje de decirle a Dios lo que debe hacer!" Tomé esta afirmación de Einstein y la cité con humor (en forma de pregunta) como título para estas ideas por el simple hecho de que planteo cuánto podría haber de determinismo y de azar en nuestras vidas. Con respecto a Stephen Hawking lo cito –no por una cuestión religiosa- sino por su definición sobre “singularidad”. Te agradezco mucho tu comentario porque ayudó a aclarar algo que de otra forma se me hubiese pasado decir! Voy a buscar el libro que me recomendás para leerlo!!! Y también pongo abajo en español el párrafo que me copiaste sobre Einstein, de nuevo muchas gracias! Y un beso enorme mi querida amiga!!!

    ResponderEliminar
  11. (Texto en español del comentario en inglés que dejó Marie)

    "Fue, por supuesto, una mentira lo que han leído sobre mis convicciones religiosas, una mentira que se repite sistemáticamente. No creo en un Dios personal y nunca he negado esto, pero lo he expresado claramente. Si algo hay en mí que puede ser llamado religioso es la admiración sin límites por la estructura del mundo hasta donde nuestra ciencia puede revelarla. Einstein también dijo: "Yo soy un no creyente profundamente religioso. Este es un tipo nuevo de religión. Nunca he imputado a la Naturaleza un propósito o una meta, ni nada que pueda ser entendida como antropomórfica. Lo que veo en la naturaleza es una magnífica estructura que podemos comprender sólo muy imperfectamente, y que debe cubrir alguien pensante con un sentimiento de humildad. Este es un sentimiento genuinamente religioso que no tiene nada que ver con el misticismo. La idea de un Dios personal es muy ajena a mí y me parece aún más ingenua."

    ResponderEliminar
  12. Hola Flor!!!! No sé por qué no pude insertar mi respuesta a continuación de tu comentario, así que te respondo ahora acá: Gracias por dejar tus palabras, como siempre es un placer enorme leerte y reflexionar sobre las cosas que decís! Y todo lo que decís acá es tan inmenso!! Para empezar coincido tanto con "esa circunstancia mágica, providencial, misteriosamente orquestada para llegar a donde vamos... es la construcción maravillosa de nuestras conciencias inmensas, nuestra máxima inteligencia, el dios que somos." Y ese límite mágico es el que a veces me obsesiona: ¿Dónde termina nuestra conciencia y comienza a gestarse el mundo multidimensional? ¿O acaso los límites se mezclan? También me encanta que digas que si estamos parados con ganas de crecer nos estamos ocupando de mejorar nuestra vida sin siquiera darnos cuenta! Y esa imagen que citás y ves hace tiempo...¡¡es realmente muy poderosa!!! "Podemos sanar hacia atrás, podemos crecer hacia adelante". Gracias por esa frase tan bella y sensata. Porque es así. Y por último: escribo en este blog tal cual siento y pienso; de ninguna manera queriendo establecer una verdad, sino compartiendo humildemente mi visión del mundo. Si eso logra una afinidad con otras almas o echar algo de luz sobre la conciencia de otro: ¿Qué más puedo pedir?? Por eso: De nada de nada de nada, y gracias gracias gracias a vos!!!!Y un beso enorme!!

    ResponderEliminar
  13. ¡Cuánta verdad hay en estas palabras tuyas, querida maga....! Como siempre, me quedo pensando.... Como nunca , comprendo una vez más, que si bien el azar juega un papel muy importante en lo que refiere a llegar a dar con nuestras metas u objetivos, cada uno , es arquitecto de su propio destino, como decía mi abuela paterna... Nada mejor que tomar las riendas de nuestros propios sueños, de ahí a que se realicen en los tiempos y las formas que uno deseea, es otro cantar! Pero en tanto y en cuanto uno crea, y sepa hacia dónde quiere dirigir sus deseos, todo se hará más simple y más gustoso!!
    Excelente tu redacción, es un placer leerte, mi querida maga, tus palabras mágicas, hechan a volar los pensamientos, haciendome ir a dormir una vez más, con la sensación más hermosa de todas.... ¡¡SI LO DESEAMOS, TODO ES POSIBLE!!

    ResponderEliminar
  14. Hola Brielaaaa!!! Gracias por pasar y comentar! Siempre tan generosa, compartiendo tus palabras llenas de optimismo y buena onda. ¡Y qué verdades dicen las abuelas!! ¿No? Nadie mejor que una abuela para largarte sin muchas vueltas las cosas tal cual son jaja! De nuevo te agradezco tus palabras tan iluminadas; y que expreses en este espacio tu manera de pensar y ver el mundo. Se aprecia mucho!! Mi querida amiga virginiana! ¡Cómo te entiendooo! Beso enoooorme!!G

    ResponderEliminar
  15. Siempre tan profunda y reflexiva!!
    Lamentablemente la mayoría de los mortales no podemos dejar de enfrascanos y alienarnos en pequeños episodios...nos cuesta mucho mirar mas allá de nuestras narices...nos cerramos a las señales que el universo nos envia constantemente.
    Te quiero mucho Gigi!!!

    ResponderEliminar
  16. Hola Marianita!!!! Te agradezco el comentario! Si bien es como decís que nos cuesta mucho mirar más allá de nuestras narices, también es verdad que luchamos contra eso cada día para expandir la conciencia y ver un poco más!!! Gracias por acompañarme siempre en el camino, querida amiga!!!! Y qué bueno que es caminar acompañada:)Vení pronto a Argentina, que se te extrañaaaa!! Un beso enoorme!! G

    ResponderEliminar
  17. Hola, querida amiga, yo creo que la vida está siempre ofreciéndonos una partida de dados, lo que pasa es que hay quienes nos sentamos en su mesa a jugarla y quienes no. Después de algún hecho extraordinario y fortuito que nos sucede, tenemos dos opciones, creer en las casualidades o en las señales. Aunque a veces cuesta (por los resultados que llegás a vislumbrar, y muchas veces asustan) yo intento inclinarme por la segunda opción.
    Muchos besos y gracias por compartir tus reflexiones!!!

    ResponderEliminar
  18. Hola Lau!!!! Qué bueno que pasaste por acá, gracias por tu comentario!! Está bueno lo que decís porque entonces uno elige si juega o no juega(no está todo tan determinado..)con respecto a las dos opciones yo también intento inclinarme por la segunda...porque siempre termino encontrando algún sentido a lo que parece una casualidad! Y sino mirá nosotras: ¿entre tantos blogs justo encuentro el tuyo? Y qué suerte que lo encontré!!! Gracias por escribirme amiga!!! Un beso grandee!

    ResponderEliminar
  19. A propósito de este comentario, les recomiendo el blog de Laura, mi querida amiga poeta y genial bajista, compositora...(también correctora y editora de libros:)

    http://lauragomezpalma.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  20. hola, vos querias ue la gente pensara? Npo te podes quejar! Porque escriben libros enteros en vez de comentarios!!! Hablando en serio, muy buena la entrada y tambien los comentarios...tanto que voy a pesnar bien que poner y despues vuelvo! (Cuando vuelva te pongo nombre jaja) Gracias! Y saludos!"!"

    ResponderEliminar
  21. Me olvide de decirte que en algun lado lei que Einstein tuvo que ver en algo de fisica cuantica, pero no se si despues de la relatividad, puede ser?

    ResponderEliminar
  22. Me gustan tus escritos "metafisicos" porque hablan de cosas profundas pero a la vez escribis de una forma muy facil de entender!
    beso grande, Lau

    ResponderEliminar
  23. Buenisimooooo!Siempre encuentro ideas interesdantes en leerte! perdón por la demora pero estuve de viaje, acá llego mi comentario! Gracias Gigi!

    ResponderEliminar
  24. Excelente, me fascina leer tu blog esta muy bueno... Salu2 dsde peru...

    ResponderEliminar
  25. Hola Lau, hola Lucas! Sus comentarios siempre se agradecen! Enrique: qué bueno que te pases seguido por mi blog. Muchos saludos hasta Perú para vos también! Gracias de nuevo a todos! Un beso! Gigi

    ResponderEliminar
  26. hola Gigi, es increible lo que escribis, estoy esperando que subas otros pensamientos...ideas.me gusta mucho leeerte, dale, no tardes mucho! gracias, saludos!

    ResponderEliminar